Las suculentas son plantas que se han transformado para poder almacenar agua en sus hojas, tallo o raíces, con el fin de aguantar épocas de sequía. Esta adaptación les da ese aspecto peculiar que dará a nuestra casa un toque diferente.